EDUCACION FINANCIERA PARA MADRES

EL DINERO Y LAS MADRES SOLTERAS

 

MADRESYELDINEROCuando se tiene sola la responsabilidad de criar a uno o varios  hijos  puede que nos veamos en más de un apuro económico a lo largo de nuestra vida TOMALO CON CALMA no desesperes pensando y agobiándote de más, eso solo te enfermara y no te dejara ser objetiva pero sobretodo afectara la relación con tus hijos, si esos pequeños también se estresan y preocupan cuando tú lo haces.

En este post te daré unos Tips muy sencillos para que el dinero no se convierta en un temido enemigo, si logras contabilizar lo que gastas adecuarlo a tus ingresos y poder guardar un poco habrás ganado una batalla. Recuerda no desespere no todos los días son grises y con lluvia habrá días llenos de sol y alegría; TODO PASA trata de sacar lo mejor de cada situación así esa no sea la mejor.

 

TIPS 1: Cuenta todo absolutamente todo lo que gasta…

Quieres empezar administrar mejor tus ganancia para que llegues a final de mes sin sustos, este primer mes vas a tomar una libreta y anotaras todo absolutamente todo lo que gastas, dándole prioridad a los gastos necesarios, tales como: el alquiler, los servicios, el colegio de tus hijos, hasta cuenta lo que gastas a diario en transporte. Guarda todos los recibos y facturas.

Si lo haces bien podrás ver donde está la salida de dinero más grande y verificar si gastas en lo esencial, la idea es que se hagan unos pocos sacrificios y empiece a ahorrar.

 

TIPS 2: Hazte de un presupuesto

Ya sabes por donde se escapa tu dinero pues ahora haz un presupuesto. Indica los gastos de los cuales no puedes prescindir: vivienda, servicios, colegiaturas y comida asigna una cantidad al mes para dichos gastos de forma que te sobre dinero para ahorrar, o para que por lo menos llegue a final de mes sin sobresaltos.

Con un presupuesto lo importante es apegarse a él, no hacer gastos fuera del presupuesto que no sean totalmente necesarios, planea, organízate y veras como poco a poco todo va tomando forma.

 

TIPS 3: Prioriza, haz tu lista y fíjate bien en lo que compras

Fíjate si cuando vas al supermercado compra más de lo que necesitas, lo se ese cereal que aman tus niños es una necesidad pero si vale el doble que otra marca debes hacer sacrificios, ese café colombiano que aromatiza todas tus mañanas es muy costoso cámbialo.

Te sorprenderás como usando cupones, cambiando productos ahorra una gran cantidad al mes que puedes destinarlo para otras cosas más relevantes como un fondo para la educación de tus hijos.

Siempre que vayas de compra haz una lista de lo que realmente necesitas y apégate a eso, estoy convencida que la mitad del dinero que las madres gastamos en nuestros hijos es para alimentarlos, no queremos que pasen necesidades. Si sabes elegir bien lo que compras veras que no habrá problema adelante.

 

TIPS 4: Busca siempre el ahorro

Usa cupones, busca descuentos cada centavo que ahorres es uno más que puedes gastar en otras cosas más importantes, eso si no asustes a tu niños hablándole de la mala situación económica, nunca digas somos pobres mejor habla de que tienes un presupuesto y debes adaptarte a él, enséñales a ahorrar, pero no los angusties aunque no lo crean ellos también se preocupan.

No sacrifiques la diversión, estas acostumbrada a llevarlos a comer hamburguesa en esas cadenas costosas de comida rápida. Cambia ya esa comida no le hace bien, porque no mejor hacer un picnic en el parque involúcralos preparen la comida juntos y luego pasen un buen rato, veras como les gusta más que ir a comer hamburguesas. Busca forma de divertir a tus hijos sin gastar casi nada veras como de verdad le gusta, ellos para divertirse solo necesitan buena compañía, nada más…

 

Mis hijos a veces me dicen que soy una mamá económica y me da pena que siempre piensen eso, así es que a veces mejor hablaba de presupuestos porque yo no quería transmitirles la precaria situación en la que estábamos pero lo hacía, cada vez que me pedían un dulce o algo me molestaba y les decía no ven que no tengo dinero. Me ofuscaba y me preguntaba a mí misma porque no lo entienden.

Estaba frustrada me sentía impotente, y todos esos sentimientos negativos los veía, quería darme una solución, me sentí tan mal que decidí desde ese día debía ser un poco más compresiva están muy pequeños por Dios ellos no saben de gastos de luz y habitación, así que ahora hablamos de presupuestos y matemáticas como  economistas y de vez en cuando el presupuesto se adapta para mi jugo favorito y el de ellos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *